gabriel domenicucci MINIMO

Cuando todavía seguimos escuchando las voces agoreras pronosticando la muerte del formato disco, ensalzando los mp3, mp4, mp5, mp38 y lo que venga, que por lo general lo que hacen es volver todo a 1954, cuando no había tema que durara más de tres minutos y no existía el concepto de álbum, nos llega este fantástico ejercicio musical del contrabajista y compositor Gabriel Domenicucci, que en nueve temas de desigual duración propone un recorrido pensado para ser escuchado en ese orden y completo.

Nos preguntamos ¿qué será de tanta obra musical pensada para ser escuchada sin fragmentación si tuvieran razón quienes prefieren que desaparezcan los formatos físicos y todo se vuelva escucha individual en pequeñas maquinitas? Mínimo tiene temas breves que funcionan como virtuales separadores, y tiene en Estrellero y Partículas (tracks 2 y 5, respectivamente) sus “hits” (así, muy entre comillas).

Si bien la música es instrumental y tiene aire a lo que hoy en día entra en la cultura jazz, cuesta mucho decir que este es un disco de jazz. Está más cerca, en lo conceptual, de un trabajo pop, o de algunas experimentaciones como las de Lucio Balduini (que participa en el disco), Ale Franov o Fer Isella. Como se ve, un panorama amplísimo.

Resumiendo mucho la cuestión, podríamos decir que es música que le puede gustar a muchos que dicen no gustar (o “no saber”) del jazz. Y no es que no sea una búsqueda profunda, tiene que ver con la dirección en la manera de decir las cosas, que hace que este disco sea amable al oído desde la primera escucha.

Los bateristas (Leo Álvarez y Andrés Elstein) se turnan a lo largo de los temas, la trompeta de Sergio Wagner es fundamental en gran parte de Mínimo, así como los pianos y teclados que aportan Jesús Fernández y el propio Domenicucci, que es el bajista, claro, de todo el disco.

Los efectos funcionan como un color más de la orquestación. Curiosamente se da una contradicción: por un lado parece que todo, incluido el audio del disco, estuviera planificado de manera muy cuidadosa por anticipado; al mismo tiempo, los temas tienen una frescura y una claridad que parecen surgir de un ambiente de espontaneidad o improvisación.

La gráfica es original, elegante y acompaña con sus líneas y colores lo que ocurre con la música con precisión notable.

Es un placer poder presentar este disco a todos los socios del Club del Disco, música ideal para las tardes frías de otoño.

Producido por Gabriel Domenicucci

 

Temas

  1. 1. Música para despertadores
  2. 2. Estrellero
  3. 3. Desierto
  4. 4. Fragmentación
  5. 5. Partículas
  6. 6. Peces
  7. 7. Mínimo
  8. 8. Silenciero
  9. 9. Las noches

Ficha técnica

MÚSICOS

Sergio Wagner: trompeta y flugelhorn
Leo Fernández: guitarra, loops y efectos
Jesús Fernández: piano, Rhodes y Nord Stage
Leo Álvarez: batería en 1, 2, 3 y 6
Andrés Elstein: batería en 4, 5, 8 y 9
Lucio Balduini: guitarra, loops y efectos en 6
Gabriel Domenicucci: contrabajo, bajo acústico fretless, teclados, loops, efectos y composición

 

TÉCNICA

 

Grabado en Casa Frida por Hernán Caratozzolo y Mariano Cuello los días 25 y 26 de septiembre de 2011.

 

Mezclado por Alejandro Spinelli y Gabriel Domenicucci.

 

Masterizado por Alejandro Spinelli.

 

GRÁFICA

Arte: Ana Amorosino

Diseño: Sandra García

Sello

PAI Records

Web

http://www.proyectominimo.blogspot.com.ar