El bosque brillante – Marzo 2017-

(English)

Third solo album by Lucio Balduini, the successor of Viento divino is an inspired journey with subtle and luminous companions at the same time. It is an honor to present this work by one of the musicians most admired by his colleagues.

Lucio Balduini’s third album is bright despite the chiaroscuro. Or, rather, it has flashes, like a forest with bright spots at night. It is the natural continuation of his previous work, Viento divino (2012). The only change in the lineup is Esteban Sehinkman’s entry on keyboards instead of Jesús Fernández. The rest of the quartet remains the same, with Mariano Sivori on bass and Pipi Piazzolla on drums.

If in his previous work Lucio seemed to look back, approaching slightly to the sound of groups end of the ’70, in this case seems to project forward. Sehinkman synthesizers bring a lot of that futuristic touch. Balduini’s harmonic and melodic imagination is galactic: he flies free on the bases he designed himself and the chords increased or low in the seventh or ninth are his signature.

Something that many musicians admire of this guitarist is his sound, and part of that charm (of course, besides his hands) is in the virtuoso handling of the effects pedals that he uses. The recurrence of bars of irregular metrics also allows the showing of Pipi Piazzolla, although there are many beautiful moments of 4/4.

There are a couple of songs that were already, in completely different version in Transmutacion, the CD of Pipi Piazzolla Trio. It is Cascada milagrosa (track 7) and Piedra lunar (10). And there are two gems, brought to the instrumental, by Luis Alberto Spinetta: The La rifa del viento (2), little versioned song by Mondo di cromo (1983), and the close, intimate, Para ir (from the album Almendra 2, de 1970). Familiarity with Spinetta’s work was in the air, but now Lucio takes care of that stylistic closeness, which has a spiritual side: there is in both a clear search for transcendence through music, which goes far beyond The technique or the enjoyment. Music as a mission in the pursuit of the heavenly.

Of the new material it must be said that the beginning, with En busca de la tierra sin mal, and its ostinato is very powerful. Superestrella is a rock song without lyrics in which simplicity and beauty go hand in hand. It is a complete listening CD over and over again, with luxurious audio. The audition of this album guarantees happiness.

Club del Disco.

(Castellano)

Tercer disco solista de Lucio Balduini, el sucesor de Viento divino es un inspirado viaje con acompañantes sutiles y luminosos a la vez. Un honor presentar este trabajo de uno de los músicos más admirados por sus colegas.

El tercer disco de Lucio Balduini es luminoso a pesar de los claroscuros. O, mejor dicho, tiene destellos, como un bosque con puntos brillantes en la noche. Es la continuación natural de su anterior trabajo, Viento divino (2012). El único cambio en la formación es el ingreso de Esteban Sehinkman en teclados en lugar de Jesús Fernández. El resto del cuarteto permanece igual, con Mariano Sivori en contrabajo y Pipi Piazzolla en batería.

Si en su trabajo anterior Lucio parecía mirar al pasado, acercándose levemente al sonido de grupos fines de los ’70, en este caso parece proyectarse hacia adelante. Los sintetizadores de Sehinkman aportan mucho de ese toque futurista. La imaginación armónica y melódica de Balduini es galáctica: vuela libre sobre las bases que él mismo diseñó y los acordes aumentados o con bajo en la séptima o novena son su firma.

Algo que muchos músicos admiran de este guitarrista es su sonido, y parte de ese encanto (por supuesto, además de sus manos) está en el virtuoso manejo de los pedales de efectos que usa. La recurrencia de los compases de métrica irregular también permite el lucimiento de Pipi Piazzolla, aunque hay muchos momentos hermosos de 4/4.

Hay un par de temas que ya estaban, en versión completamente diferente en Transmutación, el disco de Pipi Piazzolla Trío. Se trata de Cascada milagrosa (track 7) y Piedra lunar (10). Y hay dos gemas, llevadas hacia lo instrumental, de Luis Alberto Spinetta, La rifa del viento (2), canción poco versionada de Mondo di cromo (1983), y el cierre, íntimo, con Para ir (del disco Almendra 2, de 1970). La familiaridad con la obra de Spinetta estaba ahí en el aire, pero ahora Lucio se hace cargo de esa cercanía estilística, que tiene un costado espiritual: hay en ambos una clara búsqueda de trascendencia a través de la música, que va mucho más allá de la técnica o del disfrute. La música como una misión en la búsqueda de lo celestial.

Del material nuevo hay que decir que el comienzo, con En busca de la tierra sin mal, y su ostinato es muy poderoso. Superestrella es una canción rockera sin letra en la que simplicidad y belleza se dan la mano. Se trata de un disco para escuchar completo una y otra vez, con un audio lujoso. La audición de este álbum garantiza felicidad.

Club del Disco

Temas

  1.  En busca de la tierra sin mal
  2.  La rifa del viento 
  3.  Fugaz
  4.  Fulgor
  5.  Tu bahía en el sueño
  6.  Superestrella 
  7.  Cascada milagrosa
  8.  Plegaria para mi
  9.  Héroe explorador
  10.  Piedra lunar 
  11.  Para ir

MÚSICOS

Lucio Balduini: guitarras y efectos
Esteban Sehinkman: Fender Rhodes
Mariano Sivori: contrabajo
Daniel “Pipi” Piazzolla: batería

TÉCNICA

Grabado en Estudios Ion el 17 y 18 de octubre de 2016 por Federico Nicolao
3, 8 y 11 grabados en Chufitlandia por Alejandro Spinelli en noviembre de 2016
Guitarras acústicas y electricas adicionales en 3, 5, 6 y 9 grabadas en Chufitlandia por Alejandro Spinelli
Mezclado y masterizado por Katsuhiko Naito en Avatar, Nueva York

GRÁFICA

Diseño gráfico: Fran Pontenpie

Sello

Club del Disco